jueves, 1 de diciembre de 2011

Un poco de Cine: Los ojos de Julia


- Oye, ¿sabes qué?
- Sorpréndeme...
- El otro día vi Los ojos de Julia.
- ¿Y qué tal? ¿Esa no es española?
- Sí, sale Belén Rueda.
- ¿Y qué, te gustó?
- Psé, no demasiado.
- Uy, pero si es de miedo y nueva, seguro que tiene unos efectos guapos.
- Nah, no es nada del otro mundo. Empieza siendo un coñazo. El pelucón que se calza la Belén Rueda no tiene nombre. Pero luego, hacia la media hora, se coge.
- Por lo menos terminará bien...
- Qué va. Es más bien un pero-que-me-estás-contando. Mucha fantasía.
- Leí por ahí que no estaba mal.
- Qué dices. El guión se sujeta por los pelos y aparte es una mierda. No tiene demasiado sentido. La fotografía es demasiado fría y no parece que estemos en España, parece un pueblo de Estados Unidos o algo así. Por no tener, no tiene ni localización espacial clara. Lo único que se salva es Belén Rueda.
- ¿Qué pasa, qué al final resulta que es todo un sueño?
- No seas malo. No, resulta que la tía se tira media película con una venda en los ojos. Sin ver y tal. Y la verdad es que lo hace muy bien. Lo que yo no entiendo es que con lo entrañable que es Lluís Homar haya acabado en esta película.
- El hombre tendrá que vivir.
- También tienes razón.
- ¿Quién es el director?
- Guillem Morales.
- No me suena.
- Es su segunda película.
- Entonces, ¿me la recomiendas?
- Si te apetece dormir, es ideal, ¿eh?
- Ahora la mala has sido tú.
- No sería la primera vez.
- ¿Y qué otras pelis has visto últimamente?
- Chico y Rita. Pero de esa ya te hablaré otro día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario